Algunos datos sobre la evolución y “status” del IPv6

Por Juan Luis Lázaro Garcia
Socio-director de L&M Data Communications


Voy a intentar contestar a algunas preguntas “clásicas” sobre el tema en cuestión, espero que este pequeño articulo te sirva de ayuda, he introducido algo de humor para que resulte más digerible.

¿Existe algún tipo de mapa que nos indique como se está desplegando el IPv6 a nivel mundial?

Como ya sabréis IANA asigna las direcciones IPv6 a cada  RIRs  (Registros Regionales), para que luego los diferentes ISPs, empresas, etc.. puedan pedir el rango que precise a  su RIR correspondiente.

Cada uno de estos registros regionales, mantiene y publica en su web una completa información del estado y situación de la asignación de direcciones.

En nuestro caso, el RIPE Europeo nos ofrece información muy interesante que podéis consultar en www.ripe.net

Adicionalmente la información del intercambio de tablas de routing nos permite conocer como se están desplegando estas nuevas redes, siempre teniendo en cuenta que la estructura del IPv6 es jerárquica frente a la no jerárquica del IPv4. De nuevo en el RIPE tenemos datos estadisticos que nos muestran la evolución del IPv6.

Algunos datos interesantes

¿Será casualidad que Alemania sea uno de los  países europeos que más apuesta por el IPv6?, o ¿quizás conocen el negocio potencial y desarrollo tecnológico que esto representa para sus empresas?

¡Oh cielos de nuevo hablamos de Alemania!,  pero esta vez no tiene nada que ver con las primas de riesgo, la emigración juvenil y no tan juvenil a este estado miembro de la unión. Por cierto,  Sie sprechen gut Deutsch?

Por otra parte ¿Que estamos haciendo en España?, además de fabricar parados, que eso si que lo hacemos bien, independientemente del color del partido que gobierne. Por favor si alguien sabe algo que lo diga, si no que calle para siempre.

¿Sabias que el 87,1% de los dominios de primer nivel (TLDs) de Internet soporta actualmente el IPv6?

Existen muchas personas que aún creen que esto del IPv6 esta en fase de laboratorio. La verdad que viendo el desolado panorama Español, donde resulta complicado encontrar proveedores de servicio nativo IPv6, donde las grandes operadoras siguen mirándose las unas a las otras para ver lo que hace cada una y asi equivocarse todas a la vez,  no me extraña que esta idea sea la más difundida.

Sin embargo, aunque las cosas en palacio van despacio, el despliegue tanto a nivel core de red (Internet), servicios como el DNS, webs con soporte nátivo IPv6 continua avanzando imparablemente.

Densidad cores IPv4 vs IPv6 (Estudio realizado por CAIDA en 2012)

Ya se, y no hace falta que me lo digáis, que para llegar al tamaño de la actual Internet4 falta mucho. Recuerdo que la Internet, nace a principios de los 80, y ha llovido mucho desde entonces, pero ….

¿Sabias que existen más de 4,8 millones de dominios registrados en Internet que soportan IPv6?

Adicionalmente existen más de 7.000 Sistemas Autónomos IPv6 (esto no tiene nada que ver con las Autonomias), más de 7.600 Servidores DNS con soporte IPv6.

Para hacernos una idea de su evolución, e¡n el año 2009 solo el 4% de los Sistemas Autonomos totales anunciaban prefijos IPv6, a fecha actual son más del 10%.

¿Sabes que casi todas las Agencias Federales Norte Americanas están trabajando para completar “el plan Obama” para ofrecer servicios cara al público sobre IPv6?

Actualmente están operativos 508 dominios web, es decir los ciudadanos Norte Americanos pueden realizar ya sus consultas y tramites pertinentes mediante el IPv6, bueno solo los que tengan la suerte de tener acceso IPv6, aunque cada día el número de los mismos crece.

Alguien seguro que estará pensando que esto tenia que estar para finales del año pasado. Si, ya se que van  retrasados frente a la planificación inicial,, pero también es cierto que han tenido que acometer prioritariamente el otro gran proyecto: La implantación del DNSsec, que por cierto ya está prácticamente acabada en las más de 1500 agencias federales.

Como datos adicional, también están operativos, dentro de estas agencias federales, 900 dominios DNS IPv6 y 150 Dominios de correo electrónico. Naturalmente todo este despliegue de infraestructura IPv6 en la administración USA dará a la larga sus frutos, que se encargarán de recoger las empresas fabricantes de productos hard y soft, ISPs, etc…

Me viene a la cabeza (dolor de cabeza) un nuevo plan Ñ, pero esta vez en lugar de infraestructuras en aceras que se quitan y se ponen, carteles anunciadores de dicho plan, etc… ¿Qué tal una inversión en infraestructuras UTILES de comunicaciones? Pero xD, sin subir más los impuestos!

¿Sabias que existen más de 4,8 millones de dominios registrados en Internet que soportan IPv6?

¿Sabias que más del 26% del tráfico de Verizon Wireless es IPv6?

Por cierto Hurricane Electric cursa por su red mundial IP más del 25% de su tráfico en IPv6. Muchos otros proveedores de servicios, empresa, universidades, organismos gubernamentales, etc.. están indicando un aumento significativo del tráfico IPv6.

Sobre todo y de cara a un futuro cercano, está bastante claro que la nueva conectividad que se precisa para la interconexión de la llamada “Internet de las cosas” no puede ser sobre IPv4.

En la siguiente figura teneis algunos datos recopilados por el “world Ipv6 Launch” sobre mediciones de tráfico en redes privadas y públicas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Seguro que alguien esta pensando  -Vale, vale, me has convencido de que el IPv6 está en marcha, otra cosa es que yo no lo vea en mi entorno. Pero, -

¿Cuándo tengo que empezar a pensar en serio sobre este asunto?

Desde luego la mejor estrategia, para muchos, consiste en esperar y no hacer nada, ya lo decía nuestro gran D. Miguel de Unamuno:  ¡Que inventen ellos!

He copiado literalmente de la WiKipedia lo siguiente acerca de esta frase tan famosa:  “El tópico es muestra de hasta qué punto la ciencia y la tecnología han sido en España una realidad marginal en su organización y contexto social, de modo que se ha llegado a convertir en una especie de estereotipo nacional español, unas veces rechazado por impropio o humillante y otras veces asumido con orgullo y desdén, como era su propósito original.”  Pasan los años y no aprendemos nada xD!!!

 En primer lugar me gustaría recalcar, para los que prefieren no hacer nada, que desde los paìses, redes, webs, equipos y aplicaciones que solo estén en IPv6,  no podrán ser accedidos desde el mundo solo IPv4.

Veámoslo en un pequeño ejemplo, si un usuario solo IPv4 quiere acceder a estos equipos o servicios, el DNS devolverá solo un registro AAAA (IPv6), con lo que la aplicación del usuario solo IPv4 devolverá un mensaje de error, por ejemplo en un navegador de Internet recibirá “pagina no encontrada”, es decir será imposible la comunicación. Y viceversa, ¿qué ocurre en nuestros equipos, servicios, paginas web, etc… que solo sean IPv4?, pues que desde países, redes, equipos, aplicaciones …. solo IPv6 el problema es el mismo.

En resumen, habrá serios problemas de conectividad desde el mundo solo 4 al mundo solo 6 y viceversa, esto no solo afecta a grandes empresas con presencia en todas las partes de nuestro globo, también es un problema para aquellas Pymes que tienen clientes a nivel global.

Adicionalmente la fase de coexistencia durará lo menos posible, ya que no tiene sentido prolongar indefinidamente esta etapa, es decir, los equipos y aplicaciones solo IPv6 llegarán a sobrepasar a los solo IPv4.  ¿Cuando?, dejo este tipo de respuestas para adivinos y lectores de bolas de cristal, la mía la rompió mi hijo cuando era pequeño.

En resumen, no todo es tan fácil como lo pintan.

Aunque a mi me han llegado a decir: “Esto del IPv6 es una tontería, lo único que tengo que hacer para hacer la migración  al IPv6 es actualizar el firmware de mis routers.”   Por razones personales, me guardo el nombre, cargo y estado civil del individuo en cuestión.

También me han llamado catastrofista, apocalíptico, que no tengo ni p..  idea, y un largo y variado etc…  ante esto solo tengo  una cosa que decir  ¡Que insulten ellos!

 

Otros enlaces de interés:

 

IPv6: Curso Práctico Avanzado  (recomendable para todos) 
Mitos y leyendas sobre el IPv6 (lectura obligada, invita a la reflexión)

¡¡Os espero del 29 al 31 de mayo 2013 en este Curso!!

Si desea contactar conmigo para cualquier comentario, sugerencia, etc. pulse aquí

 

 

 

 

Posted in IPv6 | Leave a comment

Efectos de la crisis en las TICs (parte 2)

Por Juan Luis Lázaro Garcia
Socio-director de L&M Data Communications

Continuación de la primera parte de Efectos de la crisis en las TICs

 ¿Cómo estar al día en todas estas nuevas tecnologías?

Aparentemente la propia red nos ofrece muchas posibilidades de poder estar “en la onda”, la Wikipedia, Google, Redes Sociales, etc.. son fuentes a las que acudimos cuando queremos obtener información de algún tema que no conocemos o sobre el cual queremos profundizar.

El problema radica en la ingente cantidad de información que Internet nos ofrece, sin casi ningún filtro de calidad y sobre todo de independencia. “Mister Google” se ha convertido en el nuevo “Oráculo de Delfos” al que todos acudimos a preguntarle nuestras dudas y confiarle nuestros secretos más ocultos. El problema que ahora tenemos, es determinar cual de entre los millones y millones de documentos de información, que nos presenta el buscador, es el que realmente necesitamos. Nadie se pasa toda la tarde revisando las cien primeras páginas de los datos obtenidos, normalmente elegimos los primeros resultados de la primera página. De acuerdo… ya se que el amable lector de este blog es de los que revisan de manera muy concienzuda toda la información, pero la cuestión es si realmente los primeros enlaces que aparecen son los mejores, los más objetivos e independientes o sencillamente se ajustan mejor a lo que yo necesito.
Los “trucos” que utilizan todas las empresas para salir entre los primeros, no es una garantía de calidad, es un asunto exclusivamente de aplicar bien las diferentes técnicas de posicionamiento.

Si queremos saber por donde va la tecnología, mejorar la calidad de nuestras decisiones para tratar de no equivocarnos, necesitamos tener sólidos criterios, basados en la experiencia y el conocimiento, que nos permita diferenciar el “grano” de la “paja”. Aunque parezca mentira, hoy en día esto es más difícil que cuando no existía tanta información, hemos pasado de la celebre frase que todo el mundo decía en el siglo XX:

                “Quien tiene la información tiene el Poder”

al nuevo paradigma de:

                “Quien tiene la  información es….. ¡Google!”.

 Como el mundo e Internet son asi, y cambiarlos cuesta años, siglos o milenios, conociendo esta realidad, lo que me tengo que preguntar es:

¿Cómo consigo tener criterios sólidos para la correcta tomar de decisiones?La respuesta es muy sencilla, simplemente teniendo “know how”. El “know how” nos permitirá evitar los graves peligros de la toma de decisiones basad en seguir la moda.

Muchas veces nos dejamos llevar por la de cada momento, esto puede estar bien si estamos comprando ropa, coches, bicicletas o zapatillas de deporte, pero en el caso de las TICs algunas veces la moda ha creado burbujas inimaginables. Recordemos la moda de las “punto com” que se produjo a principios del siglo XXI, o la moda de las licencias 3G, que supuso una perdida escandalosa para todas las operadoras de telecomunicaciones europeas y de la cual todavía no nos hemos recuperado. Baste con  ver el precio de las acciones de dichas compañías hace 12 años y su valor actual, y no vale echarle la culpa a que Telefónica no va a repartir dividendo.

¿“know how”, “know what”, “how to”? Sorry we do not speak English
Esto de tener “know how” tiene truco, y no tiene nada que ver con el nivel de conocimiento que tenga cada uno sobre el idioma de Sakespeare.

¿Que es el “know how”? Bien, “know how” significa “saber cómo”, pero para “saber cómo”, antes es necesario “saber qué”, es decir, primero tengo que saber qué hacer “know what” y después saber cómo hacerlo bien, de nada vale saber apretar muy bien los tornillos, primero tengo que saber que tornillo apretar y después apretarlo bien.

Así dicho la cosa parece fácil, pero en la práctica se suele hacer mal, al revés, o incluso no se hace nada. Esta claro que esto del ingles sigue siendo un problema. Incluso es muy común conocer solo el “how to”, es decir  “cómo hacerlo”, no se sabe si bien mal o regular, si la decisión fue acertada o no, la cuestión es que se haga.

Por qué será que ahora mismo me viene a la mente que esto también paso en la burbuja inmobiliaria, donde había que hacer viviendas a toda costa (“how to”) sin pensar si la decisión era acertada o no, lo importante era hacerlo. Lo mismo ha pasado con el comienzo de la crísis financiera, donde había que dar hipotecas a cualquiera (“how to”), sin pensar si la decisión era acertada o no, porque era la moda “Freddie Mac y Fannie Mae” o también llamada hipecas basura. ¡Uhm….!, ¿Quién dijo aquello de que el hombre era el único animal que tropezaba siempre (no dos veces) con la misma piedra?

Vivimos una época donde ya no tenemos recursos sobrantes, ni económicos ni humanos,  para poder crecer o cambiar nuestra infraestructura de comunicaciones, es el momento de mejorarla y optimizarla, pero no por la vía fácil de los viejos tiempos cuando todas las vacas eran “gordas”. Si ahora algo va mal o no funciona adecuadamente, ya no vale subir la velocidad de los enlaces, cambiar los routers por unos de gama superior, y un largo etc.. siguiendo las prácticas habituales anteriores a la crisis. La solución es analizar el problema utilizando nuestra mejor arma: la inteligencia, para poder optimizar e incluso mejorar nuestras infraestructuras, preservando las inversiones realizadas.

En el caso del personal técnico que gestiona, opera y mantiene la Infraestructura de Comunicaciones, la solución es mejorar sus conocimientos en situaciones reales, mediante el aprendizaje de los estándares y tecnologías utilizadas, no solo, como la experiencia demuestra que hacemos en España, desde el punto de vista del producto o servicio, ya que esto limita enormemente la capacidad de mejora en la propia instalación.

En resumen, una adecuada formación, independiente de productos y servicios, es imprescindible para capear la crisis y mejorar, sin costosas inversiones, nuestras infraestructuras, y sobre todo no tomar decisiones erróneas que nos precipiten hacia el abismo.

Para ello es necesario planificar muy bien esta formación y adecuarla al perfil de cada persona, utilizando al máximo los beneficios que podemos obtener en España a través de la Fundación Tripartita. Lamentablemente solo un 28,8% de las empresas utilizan la bonificación disponible que proviene de los recursos que aportan las empresas y trabajadores para esta formación bonificable, ya sea por desconocimiento, complejidad en su operativa u otras causas.

Para intentar ayudar, aportando nuestro granito de arena en este tema, tenemos planificada una serie de conferencias gratuitas durante el proximo año 2013 donde trataremos todos estos temas y daremos nuestra opinión sobre el sector de las TICs. Además como entidad organizadora reconocida por la Fundación Tripartita, nuestra empresa puede realizar todos los procesos necesarios para conseguir dicha bonificación en nuestros cursos, sin ningún coste de gestión, de manera que en algunos casos la asistencia a los mismo resulte completamente gratuita. Esto permitirá sobretodo, a las pequeñas empresas de nuestro país, gastar la asignación de que disponen, que en caso contrario sencillamente desaprovechan esta oportunidad para formarse adecuadamente.

Enlaces de interés:


Posted in Formación, Empleo y Crisis | 1 Comment

Efectos de la crisis en las TICs (parte I)

Por Juan Luis Lázaro Garcia
Socio-director de L&M Data Communications

En un periodo de profunda crisis, como el actual, donde los recursos, tanto económicos como humanos, se ven limitados por las reducciones de plantilla, ahorros de costes, disminución de las ventas, etc.., es absolutamente imprescindible actuar con criterios acertados y buenas prácticas que nos permita sobrevivir al caos que conlleva toda crisis.

En el caso concreto de las Tecnologías de Comunicaciones, los efectos de la actual crisis nos puede afectar en múltiples áreas:

Infraestructuras de Comunicaciones
Incluyo aquí a todos los elementos físicos (cableado, electrónica de red, dispositivos de seguridad, redes de acceso y transporte, etc.) así como a los servicios prestados por operadoras, empresas de servicios, outsourcing, etc.

Desde mi punto de vista, estas infraestructuras se pueden ver afectadas en dos aspectos fundamentales:

El primero, es el posible parón en su evolución junto con el deterioro en su mantenimiento, ya que al tener limitadas o incluso canceladas, las inversiones previstas para su crecimiento y modernización, esto puede afectar de una manera incontrolable al correcto funcionamiento de los sistemas de información de la empresa. Este punto no solo depende de nosotros, ya que también nos veremos afectados por lo que hagan (o no) las compañías que nos prestan sus servicios en este área (operadoras, outsourcing, mantenimiento, etc.) Todos sabemos, que hoy en día, cualquier empresa, no importa su tamaño ni el negocio al que se dedique, precisa recursos informáticos y sistemas de comunicaciones. Desde el caso de un solo PC conectado a Internet vía ADSL (pymes, autónomos, “freelances”, etc.),  hasta la más compleja red convergente de voz/datos/vídeo de ámbito global en grandes organizaciones.

El segundo consiste en el impacto negativo, que conlleva una reducción de personal, en la correcta y rápida resolución de los problemas diarios que aparecen en cualquier instalación de Comunicaciones. Lo que irremediablemente conduce a una degradación o fallos en el servicio, que siempre origina pérdidas económicas, ya sea por un aumento de costes ocultos, pérdida de competitividad, o lo que es peor, la inadecuada toma de decisiones.

Nuestro país, tiene una idiosincrasia muy particular que todos conocemos, en general en el aspecto laboral trabajamos (o muchas veces estamos) muchas horas, con horarios interminables, como decían nuestros abuelos de “sol a sol”. Pero esto no implica necesariamente un aumento de productividad y competitividad. De hecho, los rendimientos que obtenemos a nivel global no parecen corresponder con nuestra posición económica a nivel Internacional – “somos la cuarta potencia Europea” -, como dijo Rajoy al Ministro Luis de Guindos durante la negociación del rescate bancario.

Las estadísticas en lo que respecta a datos macro-economicos, como productividad, educación, eficiencia del mercado laboral, y un largo etcétera, nos muestran casi siempre bajando y bajando puestos, al contrario que la tan conocida “prima de riesgo”, en la que siempre estamos subiendo y subiendo puestos. Esta visto que España sigue siendo un país muy familiar, cuando no son “primas” son “cuñados, “hermanísimos”, “yernos” y un largo rango de relaciones familiares.

Aunque no todo son malas noticias, ya que según el último informe del Foro Económico Mundial (2011-2012), hemos subido 6 puestos en el tema de la competitividad, del 42 al 36, puesto que todavía considero demasiado bajo para una economía como la nuestra. Si queréis podéis descargar el documento aquí

Bueno, conocidos los problemas, la pregunta resulta evidente:

¿Cómo abordar de manera efectiva estos problemas?
Lo primero, es tomar decisiones basadas en criterios sensatos y que tengan un alto grado de “know-how” sobre cada tema en particular. Hoy más que nunca, tenemos que evitar errores en la decisión sobre nuevas inversiones en estas tecnologías, ya que si ahora nos equivocamos, no tendremos más dinero para volver a reinvertir y así solucionar nuestros errores, y además podemos pasar a engrosar la lista de nuevos parados, lo cual no resulta muy alentador.

Por otra parte, las Tecnologías de Comunicaciones siguen evolucionando a velocidades de vértigo, en este caso parece que la crisis no ha afectado notablemente a su evolución.

La aparición de nuevos estándares en el área de las redes de alta velocidad como FTTx, WiFi “N”, 40 y 100 Giga Ethernet, LTE, y otros temas tan importantes como el ahorro energético en equipamientos informáticos, la “Smart Grid” y DataCommunications Grid, los sistemas de almacenamiento de datos, el Cloud Computing, la reducción de consumo de los Centros de Datos, la movilidad personal, el uso masivo de las Redes Sociales y un largo etc.  siguen creando nuevas oportunidades para optimizar nuestros sistemas de información, lo cual necesariamente debería mejorar el rendimiento de la propia empresa. Sin embargo, de nuevo los datos nos muestran un escenario radicalmente opuesto, parece como si la mayoría de empresas y organizaciones estuviese en un estado de “shock” que les impide tomar decisiones acertadas, o les paraliza completamente su capacidad de evolución y adaptación a estos nuevos entornos.

Continuará en la parte II, donde trataré aspectos tan importante como: ¿Cómo estar al día en todas estas nuevas tecnologías? – ¿Cómo consigo tener criterios sólidos para la correcta tomar de decisiones? – ¿”know how”, “know what”, “how to”? Sorry we do not speak English

Enlaces de interés:

Proxima Conferencia Gratuita de L&M (25/09/2012) (Agenda e inscripciones)
Informe del Foro Económico Mundial (2011-2012)  (todos los datos macro)
 

Continuación en la segunda parte

 

Posted in Formación, Empleo y Crisis | 1 Comment

La Fábrica del Conocimiento

Por José Morales Barroso
Socio-director de L&M Data Communications

Hoy por hoy, las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TICs) contribuyen determinantemente al Producto Interior Bruto (PIB) de los países desarrollados, estimándose su aportación a un valor cercano al 20% del mismo. Estas tecnologías son un sector y una infraestructura, pero también son transversales, una herramienta de eficiencia tanto en la empresa, para productividad y competitividad, como en los servicios y la administración pública.

Las TICs son una herramienta imprescindible de eficiencia para el desarrollo de cualquier actividad, y representan la principal fábrica para la generación de empleo. En España estos servicios crearon, entre 1995 y 2005, menos del 5% del empleo, mientras que en Europa fue más del 15%, y con los niveles de USA se podrían aportar en nuestro país hasta 2 millones y medio de puestos de trabajo. Para alcanzarlos, es imprescindible invertir en capital humano para tener técnicos altamente cualificados en las áreas de futuro. Una formación de calidad en estas tecnologías produce un beneficio directo e inmediato, crea valor para las empresas y la sociedad, y abre las posibilidades a nuevos modelos sociales y profesionales basados en el conocimiento.

Qué es la Fábrica del Conocimiento
«El proceso acelerado actual surge vinculado al nombre de “Sociedad del Conocimiento”. Pero ¿dónde se encuentra el motor? Nos encontramos con una revolución tecnológica que está lejos de haber acabado. Y esta realidad, al intentar ser definida, parece claro que no debe ser conocida como “Sociedad de la Información”, sino como “Sociedad del Conocimiento”. La “Sociedad Indus­trial” pudo avanzar a lomos de fuentes de energía barata (desde máquinas de vapor al motor de combustión), pero justamente por eso no la llamamos “Sociedad de la Energía”, sino sociedad de aquello que la energía hizo posible: la fábrica, la industria. El abaratamiento de la información es lo que abre justamente la posibilidad de una nueva fábrica, la del conocimiento, disponible para quien pueda usar de esa nueva energía que es la información» (Emilio Lamo de Espinosa. Discurso de recepción a la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, Madrid).

La Fábrica del Conocimiento supone un cambio de paradigma: no se basa en el capital, sino en las ideas; no compite con las fábricas de la industria, sino que la complementa haciéndolas más eficiente e innovadora; no tiene que estar en un lugar particular; no sufre de las limitaciones de la escasez de recursos materiales. La “cadena de montaje”, con sus principios de sencillez, regularidad y repetición, simplificó la fabricación y multiplicó la capacidad de producción industrial: «Si lo haces más sencillo, menos cosas pueden ir mal y resultará más barato» (Henry Ford). El mismo concepto aplicado a la cadena de formación en las Fábricas del Conocimiento, dará como resultado un efecto multiplicador infinitamente mayor para crear y transmitir la energía de la información, accesible a todos, permitiendo adaptarnos a la inmediatez y complejidad que generan las innovaciones tecnológicas, debido a las cuales cada día sabemos más, pero entendemos menos.

Formacion "on-line" L&M Data CommunicationsFormación a través de  Internet
Hasta la segunda mitad del siglo XX, la economía mundial vivía consumiendo solo el interés de los sistemas naturales que la sustentaban. En la actualidad consumimos los activos y no sólo los intereses, superando la capacidad de regeneración, y por ello de producción perdurable de la Tierra. Se habla de desarrollo sostenible, pero esto es un oxímoron, pues el desarrollo material es insostenible. La sostenibilidad es una condición necesaria, pero no suficiente: la sociedad perdurable es sostenible, pero la sociedad sostenible no tiene por qué ser perdurable. Mientras que el crecimiento material produce agotamiento de recursos, el conocimiento puede crecer y transmitirse sin límites, y al llegar a la “masa crítica” producir una “explosión de conocimiento”: el único bien que crece cuando se comparte. La única vía para prosperar es aprender; por ello debemos transmitir, de manera rigurosa, los conocimientos técnicos sofisticados y creativos necesarios para establecer polos de excelencia del más alto nivel. Estando a disposición de todos y accesible a través de Internet, trabajamos al mismo tiempo en el camino de la igualdad de oportunidades.

Hoy en día, es fundamental que los técnicos estén altamente cualificados para que sean capaces de conocer en profundidad y utilizar de forma eficaz, efectiva y eficiente los recursos tecnológicos que manejan. Pero los conocimientos tienen un periodo de vida limitado, debido a que dejan de ser operativos cuando se supera su contexto tecnológico, por lo que es necesario garantizar la actualización y la formación continua. En L&M Data Communications tenemos la experiencia de más de 30 años en formación presencial, con 1.660 cursos, impartidos a más de 22.000 profesionales, y una oferta que abarca todo el mercado mundial de las TI. Nuestro objetivo es aprovechar este patrimonio, aplicando el concepto de “Globalización del Conocimiento”, para poner a disposición de cualquiera la formación en TICs a través de Internet  y así colaborar decisivamente para salir de la crisis en la que nos encontramos, para lo que hemos desarrollado un Curso de Formación “OnLine” que proporciona las bases fundamentales para entender las actuales tecnologías de comunicaciones.

Enlaces de interés:

Si te ha gustado este artículo, no olvides recomendarlo en tus redes sociales.
También puedes registrarte en el blog.

Posted in Formación, Empleo y Crisis | 1 Comment

“Smart Grid” ¿Mito o Realidad?

Por José Morales Barroso
Socio-director de L&M Data Communications

Mientras que el siglo XIX fue testigo de la Revolución Industrial y el XX lo fue de la Revolución de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, el siglo XXI se caracterizará por la Revolución Energética. Según el New York Times «… the next great industrial revolution: E.T., or Energy Technology». En este contexto, la “Smart Grid” o “Red Inteligente” es una de las tecnologías clave para la generación de empleo y riqueza.

Como ha dicho Iván Martén, Director Gerente del área de Energía del Boston Consulting Group: «La competitividad de las economías depende, en gran medida, de la sostenibilidad energética y esta presión se ha intensificado por las recientes crisis en el Golfo de México y en Fukushima. Los Gobiernos están tomando medidas para impulsar la eficiencia energética y la generación a partir de fuentes de energías limpias, que aumentarán la independencia energética de los países y mejorarán su balanza de pagos, propiciando un importante desarrollo tecnológico y la creación de empleo cualificado. De 2008 a 2030, la inversión mundial en el sector energético será de más de 25 billones de dólares. Por otra parte, la sostenibilidad de los procesos productivos y el desarrollo de productos respetuosos con el medio ambiente inspirarán nuevas líneas de negocio de gran crecimiento y rentabilidad. Ante nosotros se abre un mundo lleno de retos, pero también de oportunidades».

¿Qué es la Smart Grid?
Es una revolución que cambiará por completo el modelo energético y empresarial, con la puesta en marcha de un nuevo sistema nervioso para la información y la energía. Ofrece la visión de un servicio universal sobre una infraestructura común que posibilite la convergencia de la energía con las tecnologías de la información y las comunicaciones en la Red Inteligente del siglo XXI.  Hoy sólo se ha iniciado el camino hacia ese modelo que convierte la visión en realidad, y que transformará la red eléctrica actual, donde la generación y el consumo están muy alejados y sin comunicación entre ellos, en una red distribuida, donde el control y la información fluyan en ambos sentidos.

Hoy en día no existe una definición precisa de la Smart Grid ni de las tecnologías que la componen. Se denomina así, de forma genérica, a un conjunto de entornos distintos, con múltiples problemas de interoperabilidad y coexistencia entre ellos. En la red eléctrica, el punto de demarcación lo constituye el contador inteligente: la red de las empresas de distribución es la que se encuentra aguas arriba del contador, mientras que la red de la instalación eléctrica del usuario final es la que se encuentra aguas abajo del contador. Si ambas redes no están perfectamente interconectadas y son totalmente interoperables, que es lo que ocurre hoy, se pierde la visibilidad entre ambos extremos (las dos aguas están separadas).

Ventajas de la Smart Grid
La integración total en una única infraestructura física compartida para las redes de energía y comunicaciones supondrá una ventaja excepcional. En el actual contexto de crisis es urgente disponer lo antes posible de esta nueva red, que constituye un cambio radical en el modo en que la información y la energía se generan, distribuyen y consumen. Los sistemas de información y comunicaciones necesitan la electricidad, pero también hacen posible utilizar la energía de forma más efectiva, mejorando al mismo tiempo la eficacia de las organizaciones y nuestra calidad de vida.

Uno de los beneficios más relevantes del modelo distribuido de la Smart Grid es la reducción de las pérdidas de distribución, que en España suponen cerca del 14% para el suministro conectado a baja tensión. Por otra parte, también hará posible que, en caso de producirse fallos en la red de suministro centralizado, existan zonas de la red que puedan funcionar como islas autónomas garantizando un nivel mínimo de servicio.

Futuro previsible de la Smart Grid
Es imposible encarar el futuro del mismo modo que las sociedades industriales del siglo XIX o la sociedad de la información del siglo XX. La evidencia nos demuestra que no podemos seguir creciendo en el consumo de recursos de manera ininterrumpida, pues este crecimiento exponencial es un imposible matemático, por cuanto da en el infinito. En su informe “World Energy Outlook 2008” la Agencia Internacional de la Energía ya advirtió que «necesitamos una revolución energética, pues la era del petróleo barato se ha acabado y el tiempo se acaba». La actual crisis se caracteriza porque nos encontramos en una situación heredada con un exceso de capacidad productiva junto con una escasez de recursos, en especial los energéticos, que corresponde a un modelo basado en el consumo, que jamás volverá.

Vivimos una crisis económica y tecnológica. En la economía, el problema de deuda se intenta resolver… con más deuda; en la tecnología, el problema de la complejidad se intenta resolver… con más complejidad. Como dijo Schumacher: «es bastante más difícil volver a la línea correcta y a la simplicidad, que avanzar en la dirección de una mayor sofisticación y complejidad». La mejor forma de superar la crisis es la simplificación. Los avances tecnológicos, que deberían haber simplificado las cosas, han aumentado cada vez más y más la complejidad. Necesitamos tecnologías mucho más simples, más baratas y más descentralizadas. Según dijo Henry Ford: «todo debería hacerse tan simple como sea posible; si lo haces más sencillo, menos cosas pueden ir mal y resultará más barato».

Para el correcto desarrollo de la Smart Grid es una condición sine qua non  simplificar y eliminar previamentelas ineficiencias del sistema. Aquí toma sentido la famosa frase de Bill Gates: «la primera regla que se aplica a la tecnología es que la automatización aplicada a una actividad eficiente acrecentará su eficiencia. La segunda es que la automatización aplicada a una actividad ineficiente acrecentará su ineficiencia».

Según diferentes estimaciones, el número de terminales de datos (los que se conectan a la actual Internet) va a crecer en el futuro a una cifra entre 30.000 y 50.000 millones, mientras que el número de dispositivos que se pueden conectar a la “Smart Grid” se cifra entre los 400.000 y los 500.000 millones. Por ello, del mismo modo que Internet ha absorbido a las redes de datos y la red telefónica clásica, la actual Internet será absorbida por la Smart Grid para formar la Internet de las Cosas.

Los motores tecnológicos: “Smart Home” y “Smart Building”
La instalación de los usuarios finales se denominan Smart Home o Smart Building, dependiendo de que el entorno sea residencial o comercial. No cabe duda de que este va a ser el ámbito principal para el futuro desarrollo de la Smart Grid -su killer application-, pues ya hemos iniciado el camino hacia un nuevo escenario en el que resulte económicamente ventajoso consumir la energía generada por nosotros mismos. De hecho, ya existen muchos casos en los que el autoconsumo es la alternativa más rentable a día de hoy. Por otra parte, el coste de la energía va en aumento, tanto los combustibles fósiles como las tarifas eléctricas, lo que va acelerar la competitividad para crear un modelo replicable y perdurable de micro-redes de energía e información, la base fundamental para hacer todos los desarrollos posteriores, utilizando una tecnología escalable desde las redes más pequeñas del ámbito residencial hasta las infraestructuras de las operadoras de telecomunicaciones, pasando por las redes ciudadanas de la Smart City.

El Real Decreto 1699/2011 regula la conexión a la red eléctrica de las instalaciones de pequeña potencia de energía fotovoltaica, eólica, biomasa y cogeneración, con un nuevo procedimiento abreviado para instalaciones no superiores a 10 kilovatios. Otra de las novedades del Real Decreto, es que establece por primera vez las condiciones para la conexión en redes interiores. Esto favorece el desarrollo del modelo de generación distribuida y posibilita el autoabastecimiento energético de empresas y particulares. Todas estas instalaciones, desde mi punto de vista, constituyen el mayor potencial de desarrollo en el futuro inmediato de la tecnología de la Smart Grid.

Aparece también el concepto de balance neto, una forma de permuta en la que se intercambia energía entre las redes interiores, propiedad de empresas o particulares, y las redes de las compañías eléctricas, a través del contador inteligente que interconecta ambas. Cuando la red interior del usuario final tiene exceso de energía procedente de sus fuentes de generación que no puede aprovechar en ese momento, la cede a la red eléctrica y, a cambio, puede consumir de la red eléctrica una cantidad equivalente si necesita energía cuando su instalación no la genera. Naturalmente, la gestión de este servicio tendrá un coste para el consumidor que opte por el balance neto, pero este resulta muy rentable al no ser necesario ajustar su curva de demanda con la de producción, lo que hace la instalación mucho más pequeña y eficaz pues no se tiene que dimensionar para los picos de carga y permite aprovechar la electricidad que se perdería al no poder utilizarse. Estas instalaciones deben ajustarse al consumo de la red interior, pues el balance de energía al final del año debe ser como máximo cero, por lo que el usuario va a consumir todo lo que produce a lo largo de ese periodo.

Conclusiones
En España tenemos una oportunidad excepcional para la generación de valor, liderando el desarrollo de la Smart Grid para poner la tecnología al servicio de una mejor calidad de vida. Necesitamos empresas capaces de competir en una economía global, y esto no es posible hacerlo por los salarios, sino aprovechando las nuevas ideas, la tecnología, el diseño y nuestras ventajas competitivas, dadas nuestras condiciones especialmente propicias para el aprovechamiento de las energías renovables. Pero, como dijo T.S. Elliot: «en los anales de la innovación, las nuevas ideas son solo una parte de la ecuación, pues la ejecución es igualmente importante».

Durante los próximos años se va a invertir una ingente cantidad de dinero para desarrollar las tecnologías de la nueva red energética, requiriéndose un estudio de campo exhaustivo antes de hacer su despliegue. La crisis actual es realmente una oportunidad para invertir en las nuevas tecnologías para el ahorro de energía y la eficiencia, incorporando las tecnologías de la información y las comunicaciones en nuestra infraestructura energética. El resultado será un suministro de energía e información asequible, seguro y fiable, esencial para la economía de conocimiento del siglo XXI.

Documentos de interés:

Los días 12, 13 y 14 de noviembre de 2012 se celebra una nueva convocatoria del curso Smart Grid – Telecontrol

Posted in Smart Grid | 2 Comments

Estado del IPv6: ¿Coexistir o no coexistir? He aquí la cuestión

Por Juan Luis Lázaro Garcia
Socio-director de L&M Data Communications

Como todo el mundo ya conoce, el 3 de febrero del pasado año 2011, IANA comunicó que agotaba sus últimas direcciones IPv4 disponibles, y por lo tanto comenzaba el principio del fin del IPv4.

¿Qué implica realmente que IANA se quede sin direcciones IPv4?
La respuesta es muy sencilla, los RIRs (Registros Regionales de Internet) no podrán reponer  sus “reservas” de direcciones IPv4 que asignan a proveedores de servicio y empresas.

¿Cuándo agotarán las direcciones los RIRs?
En este caso depende de cada RIR. A fecha de hoy (mayo de 2012), el “stock” de direcciones IPv4 disponible en cada RIR es el siguiente:

  • AfriNIC  (África) tiene unos 59 millones de direcciones IPv4
  • APNIC (Asia) le quedan 18,5 millones de direcciones IPv4
  • ARIN (USA y Canadá) dispone aproximadamente de 114 millones
  • LACNIC (Centro América y Sudamérica) con 51 millones
  • RIPE (Europa) solo le queda 33 millones

Parece claro que la zona asiática va a ser la primera que se quede sin direcciones IPv4, y después será en Europa donde el RIPE agote sus reservas. Mientras que Norte América es el que más cantidad de direcciones dispone. Ya lo dice el refranero: “quien parte y reparte se lleva la mejor parte”. Al final de este documento tenéis un enlace con datos precisos y puestos al día sobre el estado del direccionamiento IPv4 en cada RIR.

¿Qué pasará entonces?
Pues que los ISPs y las organizaciones que precisen nuevas direcciones públicas deberán utilizar IPv6, o bien comprar direcciones públicas IPv4 en otras zonas o a otras empresas, comenzando así otra fase decisiva hacia el IPv6. El pasado año 2011, Microsoft fue noticia en este aspecto al realizar una compra de 666.000 direcciones públicas IPv4 a la desaparecida Nortel por un valor de 5,3 millones de euros. ¡Ni dolar, ni euro, ni oro, el nuevo patrón monetario debería ser el IPv4!

El último hito se dará cuando sea difícil o excesivamente caro disponer de nuevas direcciones IPv4. También es muy probable que aparezcan nuevos servicios o aplicaciones basadas exclusivamente en el IPv6, lo que acelerará indudablemente el proceso de transición hacia el IPv6.

¿Se está haciendo algo con respecto a la escasez de direcciones IPv4?
Sí, la primera medida que han tomado algunos ISPs, además de solicitar bloques de direcciones IPv6, por si acaso, ha sido preservar y ahorrar direcciones públicas IPv4 en sus propias infraestructuras. Esta decisión es táctica, no es una estrategia a largo plazo, ya que las direcciones IPv4 existentes se agotarán definitivamente, es cuestión de tiempo y de cómo evolucione el mercado.

Por otra parte, las diferentes propuestas para utilizar masivamente el espacio de direcciones privadas IPv4 para dar servicios públicos, desde mi punto de vista, no evita la migración hacia el IPv6. Primero, no deja de ser un contrasentido: ¿ofrecer servicios públicos con direcciones privadas?. Segundo, no escala indefinidamente y plantea serios problemas a la hora de tener que trasladar, en los dispositivos NATs, las direcciones privadas a direcciones públicas. Os aconsejo revisar el documento del IETF sobre el impacto de las NATs 444 en las aplicaciones, lo tenéis disponible al final del documento, en el apartado enlaces de intéres.

Los diferentes planes de sustitución de las infraestructuras IPv4 hacia el IPv6 por parte del IETF. Los proyectos de transición de gobiernos como el norteamericano, los principales países asiáticos (China, Japón, India, Corea) y algunos europeos, empresas y proveedores de servicios tan importantes como Google, Facebook, Youtube, etc.

Todo esto junto con el previsible crecimiento y expansión de la tecnología LTE en las redes móviles, hará necesario el uso masivo del IPv6 antes de que finalice esta década. A no ser de que la actual crisis económica que padecemos, el anunciado fin del mundo para finales del 2012, la nacionalización de Bankia y todos los problemas que sufrimos no acaben antes con nosotros.

Por citar solo un “pequeño” ejemplo: el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información de China publicó recientemente que necesitaría, durante los próximos cinco años, 34.500 millones de direcciones IP (si estas leyendo bien: treinta y cuatro mil quinientos millones). En una primera etapa precisan de 1.000 millones para la Internet móvil, 10.000 millones para la nueva Internet “de las cosas”, y 500 millones para la Internet tradicional. ¡No esta mal para empezar!

 

LA TRANSICIÓN DEL IPv4 HACIA EL IPv6

Parece en principio, que tenemos mucho tiempo todavía y por tanto lo mejor sería sentarse y esperar  a ver como se desarrollan los acontecimientos. Pero no hacer nada, es la peor estrategia posible. En algunas escuelas de negocios se denomina a esta forma de actuar como “la técnica del  avestruz” o la “estrategia de la marmota”, en el primer caso siempre te acaba comiendo el depredador, mientras que en el segundo, la marmota siempre se queda “fuera del juego”.

Lo más inteligente es analizar, estudiar y entender cuales van a ser las fases previsibles durante la obligada transición del IPv4 hacia el IPv6 e ir tomando decisiones en función de dos parámetros: la propia evolución del entorno IPv6 (estándares, tecnologías, mercado) y las necesidades de nuestras infraestructuras de comunicaciones y sistemas de información.

¿Cuáles son las fases de transición hacia el IPv6?
Podemos definir claramente cuatro etapas en este aspecto:

  • Introducción del IPv6 en los actuales sistemas de información y comunicaciones basados en IPv4
  • Fase de coexistencia: IPv4-IPv6
  • Extinción del IPv4
  • Redes y sistemas solo con IPv6 (Objetivo final)

En la primera etapa, para introducir el IPv6 en los actuales sistemas de información y comunicaciones es necesario cumplir los siguientes requisitos:

  • Soporte del los dos protocolos en los equipos (“dual stack”)
  • Utilización de ambos esquemas de direccionamiento (IPv4 e IPv6)
  • Acceso completo, tanto a las aplicaciones heredadas IPv4 como a las nuevas aplicaciones que utilicen solo el IPv6.

Para no caer en errores conocidos, conseguir que todas las etapas se desarrollen de la mejor manera posible, y realizar solamente las inversiones adecuadas, es necesario tener diseñado un Plan de desarrollo del IPv6 dentro de la  infraestructura TICs de cada empresa. Afectando a los dos ámbitos clásicos, LAN (switches, servidores, hosts, aplicaciones, etc …) y WAN (routers, firewalls, accesos, proveedores de servicios, VPNs, elementos de seguridad, etc…).

Todo esto quiere decir, que es necesaria la revisión de todos los elementos que conforman mis actuales Sistemas de Información y Comunicaciones, que se vean afectados por la introducción del IPv6. Para que este proceso llegue a buen puerto, será imprescindible que TODAS las personas involucradas en estos departamentos, tengan una buena formación sobre el IPv6.

En general, los conocimientos actuales que se tienen sobre el IPv6, en absoluto podemos compararlos con los que hemos ido acumulando a lo largo de todos los años de existencia de la actual Internet. Internet se ha construido partiendo de cero, Internet IPv6 tiene que asumir todo lo existente en la actual IPv4, lo que complica radicalmente la toma de decisiones. En este punto es donde más incidirá disponer de una buena capacitación, que nos permita hacer en cada momento lo que se debe hacer, y no tomar decisiones en función de modas, criterios de terceros, consejos interesados, o sencillamente no hacer nada.

Sin lugar a dudas la etapa más compleja de todas es la de la coexistencia de ambos protocolos. Por lo tanto deberemos intentar minimizar los problemas que se pueden producir a lo largo de esta fase. Para ello definiremos claramente qué tecnologías y funciones son estrictamente necesarias durante la misma. También se deberán tener en cuenta aspectos tan relevantes como:

  • Periodo de duración de la coexistencia
  • Soporte de las dos pilas de protocolos en la red.
  • Transición de servicios y aplicaciones para que soporten IPv6
  • Selección de las tecnologías a utilizar durante la transición: Proveedor de servicio y Redes propias
  • Análisis de seguridad:Implicaciones del IPv6 en instalaciones IPv4

El tema de la seguridad es un aspecto crítico, ya que nos podemos encontrar con serios problemas de inseguridad, solo por el hecho de introducir el protocolo IPv6 y sus mecanismos de convivencia en infraestructuras IPv4. Dejo al amable lector que reflexione sobre los inumerables problemas que pueden aparecer, y para ello le formulo algunas preguntas:

  • ¿Cómo se comportaran mis equipos de seguridad, firewalls, IDS, etc…
    pensados y configurados para el entorno IPv4, cuando introduzca el IPv6?
  • ¿Cómo afecta a la seguridad actual, la utilización de túneles IPv6 sobre IPv4?
  • ¿Seremos más vulnerables a ataques internos?
  • ¿Es posible diseñar ataques de phissing y pharming más efectivos y menos detectables?
  • ¿Cómo de seguros son los nuevos protocolos basados en el ICMPv6?
  • ¿Afectará el nuevo protocolo ICMPv6 a la seguridad del IPv4?

Te recomiendo que visitéis la pagina “mitos y leyendas sobre el IPv6”, cuyo enlace se encuentra al final de este documento para ampliar la lista de preguntas formuladas anteriormente.

El punto clave de la fase de coexistencia se producirá cuando se agoten las direcciones públicas IPv4 en poder de los RIPs, empresas y operadoras. A medida que se acaben las direcciones IPv4, la presión para el cambio aumentará de forma exponencial, adicionalmente a esto, lo más común será que los nuevos servicios y aplicaciones se diseñen solo para el IPv6; lo que nos obligará, queramos o no, a implementar este nuevo protocolo.

¿Quiénes tienen que realizar la transición en primer lugar?
Evidentemente los más afectados son los proveedores de servicios.

En principio los ISPs más tecnológicos y de menor tamaño suelen ser los más agresivos en la adopción de nuevas tecnologías. Los ISPs y operadores incumbentes son más “pesados” y suelen ser más reticentes a la hora de tomar este tipo de decisiones. Sin embargo, en este caso la situación es muchos más compleja, ya que los operadores de redes móviles que están desplegando LTE, se van a encontrar con serios problemas en el tema del direccionamiento IPv4, lo que les obligará, a medio plazo, a introducir el IPv6. Todo esto, naturalmente en función de cómo evolucione la demanda de esta  nueva tecnología celular de altísimo ancho de banda  (LTE).

Un aspecto muy importante que tienen que tener en cuenta los diferentes proveedores de servicios de telecomunicaciones, es que los clientes no compran conexiones IPv4 o IPv6, sus clientes demandan acceso a Internet o a su red corporativa (conectividad y ancho de banda). De lo contrario estamos cometiendo el clásico error de hacer que los usuarios de las TICs, jueguen a ser fabricantes o suministradores de servicios. ¡Así nos va de “bien”!

A continuación serán las grandes organizaciones y empresas de ámbito multinacional o gubernamental, quienes tengan que realizar la transición. En este caso tendrán que solventar otro problema adicional y en absoluto baladí: su carácter global, es decir múltiples delegaciones, centros de información, aplicaciones, redes, etc. Evidentemente, la planificación de la etapa de coexistencia se complica enormemente, ya que existirán múltiples localizaciones con sistemas solo IPv4, otros con IPv4/IPv6, aplicaciones solo 4, aplicaciones 4/6, y al final sistemas solo IPv6 y aplicaciones solo IPv6. ¡Menudo lío!

El tercer puesto lo ocupan las pequeñas empresas de alto nivel tecnológico, que suelen trabajar para las grandes compañías y que se verán arrastradas hacia la transición, si quieren seguir suministrando servicios o productos a sus grandes clientes.

Y por último les toca a las PYMES y usuarios finales, que probablemente ni se enteren  del cambio. Si esto sucede así, lo habremos hecho bien, si por el contrario se crea una situación caótica, claramente hemos fracasado en nuestro objetivo.

¿Acabaremos eliminando el IPv4?
Naturalmente que sí, de nuevo es una cuestión de tiempo y evolución de la tecnología y sobre todo de los servicios ofertados.

La historia de las comunicaciones nos enseña que nada perdura eternamente. Solo la evolución constante y adecuada en cada momento, permite que contadísimas tecnologías, como es el caso de ethernet, sean prácticamente inmortales y gocen de una extraordinaria salud. En el caso del IP, la evolución natural es más traumática, ya que propicia la “muerte” del IPv4 y el crecimiento de su sucesor: el IPv6. Vamos, como la vida misma.

Otra razón de peso es el tema económico, el mantenimiento de las infraestructuras necesarias para la transición y coexistencia será costoso a medio/largo plazo, tanto en lo que se refiere al OPEX como al CAPEX. Esto conlleva, necesariamente, a la desaparición del IPv4. Las implicaciones técnicas en este punto son muy importantes, ya que los mecanismos de coexistencia utilizados no deberían depender completamente del IPv4, pues ello provocaría un coste de sustitución elevado. Lo cuál nos lleva a formularnos la siguiente pregunta:

¿Es realmente importante utilizar los mecanismos de transición más adecuados para cada situación?
Sí, es muy importante, ya que seguramente nos afectará mucho al “bolsillo”.

Como indicábamos anteriormente, el riesgo de tener problemas tanto en la transición hacia el IPv6, como en la extinción del IPv4, puede afectarnos muy negativamente en nuestras inversiones en tecnologías, servicios, desarrollos, etc.

Es muy aconsejable entender bien las diferentes técnicas actuales de transición y estar muy atento a su permanente evolución y adaptación a un entorno tan cambiante.

Actualmente los mecanismos existentes para permitir la interoperación de ambos protocolos son muy numerosos y variopintos, baste una muestra como ejemplo:

  • Doble pila de protocolos (IPv4 e IPv6):
    Solución casi imprescindible en los diferentes escenarios de coexistencia, Los dos protocolos se cargan en los sistemas de información y equipos de comunicaciones que lo precisen
  • Túneles:
    Existen múltiples tipos de encapsulados: 6 sobre 4, 4 sobre 6, túneles de acceso para operadores, automáticos, manuales, etc…
  • Conversores de protocolos:
    Infinidad de mecanismos, algunos de ellos como el CGN (Carrier Grade NAT), desarrollado para aquellos operadores que ofrecen servicios basados en el “doble stack” a usuarios finales, porque no disponen ya de direcciones IPv4.
    El GRD manera rápida y efectiva de entregar servicios IPv6 a usuarios conectados a redes de acceso IPv4, esta técnica resulta recomendable en las primeras etapas de transición con tráfico bajo IPv6, a medida que se actualice el CPE del usuario con soporte nativo IPv6 habría que cambiar a otra tecnología de transición.
    El NAT64, permite la conexión de clientes solo IPv6 a servidores IPv4 mediante el uso adicional de túneles. Requiere que los host y la red del cliente soporte solo el modo de operación IPv6.
    En el caso de los NATs existen prácticamente todo tipo de combinaciones: NAT46, NAT464, NAT646, NAT444, y el que se suele denominar NAT del diablo: NAT666, ¡aquí huele a azufre!.
    La necesidad de introducir en algún momento sistemas DNS con soporte de resolución y adaptación de direcciones en ambos protocolos (DNS64 y DNS46), etc. hace aún más complicado entender adecuadamente todo este tipo de soluciones
  • Dual Stack Lite:
    Basado en servicios nativos IPv6 con soporte de servicios heredados IPv4. Requiere conectividad nativa IPv6 entre el AFTR y el CPE, esto quiere decir que no es una solución viable en los primeras etapas de transición. Lo cual no implica, que resulte muy atractiva en función de como evolucione el despliegue del IPv6.

CONCLUSIONES

Como puede comprobarse la cantidad de técnicas existentes, junto con las condiciones del entorno IPv6, complejo, nuevo, falto de experiencia, con situaciones imprevisibles, etc…nos puede llevar a múltiples situaciones de caos, poco aconsejables en los tiempos que vivimos.

Como muestra de toda esta complejidad,  solo hace falta ver como se escriben las direcciones IPv6: 20ac:34b1::53f6:1aff:fe43:d8d, y esto en formato simplificado. Se acabó la sencillez y facilidad del manejo de las direcciones IPv4. ¡Cómo para tener que hacer muchos pings y traceroutes!

La única manera de salir con garantías de éxito de este desorden consiste en diseñar un plan a medida, adecuado y minucioso de todas las fases descritas anteriormente. Para que lleguemos a buen puerto en esta singladura y no nos ocurra como al “Titanic”, lo que habría que hacer, desde mi punto de vista es:

  • Primero: Formación adecuada.
    Esta tiene que ser objetiva, independiente y de calidad. Es necesario estar bien formado en el IPv6, su entorno, elementos, arquitectura, “status”, técnicas de migración, etc…
    La introducción del IPv4 precisa necesariamente de esta capacitación, que incluye conocimientos de nuevos protocolos, el ICMPv6, el DHCPv6, herramientas de gestión, diagnóstico, resolución de problemas, impacto de las aplicaciones, electrónica de red, etc.
    Me tomo la licencia de aconsejaros nuestro curso sobre el IPv6 (ver enlaces de interés). Este curso revisa todas las tecnologías y estándares del IPv6, y además es independiente de productos y servicios, con lo que se elimina mucho “ruido interesado”,
  • Segundo: Análisis detallado de las infraestructuras actuales.
    Se deben incluir aquí todos los equipos de internetworking, no sólo los routers, sino también los switches de las LANs, equipamiento de acceso, posibilidades de migración, actualización al IPv6 etc….
    Es muy importante considerar el routing para el soporte del IPv6, ya que cuando se utiliza un doble stack en una red, las tecnologías de transición alteran las rutas de los tráficos nativos, lo que implica un estudio detallado de la topología de red.
    Evidentemente al principio de la transición el tráfico dominante será el IPv4 mientras que con el paso del tiempo perderá importancia frente al IPv6
  • Tercero: Arquitectura o arquitecturas de transición.
    La flexibilidad, escalado, adaptación y aspectos de seguridad, son los factores más importantes a considerar.
  • Cuarto: Gestión, operación y seguridad.
    El IPv6 es otro protocolo radicalmente diferente al IPv4, es necesario habituarse a la gestión de redes, equipos y sistemas dentro de este nuevo entorno, haciendo hincapié en la identificación y resolución de problemas.

En resumen, nos encontramos en una situación compleja, que requiere tomar decisiones difíciles, las cuales pueden ser acertadas o erróneas, pero como dijo un famoso financiero durante la crisis económica de 1.929 “no hacer nada siempre es equivocarte, y por lo tanto hacerlo siempre mal”.

Como dice IANA; “hacen falta millones de técnicos cualificados y bien formados en todo lo referente al IPv6 y tecnologías afines, para conseguir desarrollar una nueva Red que nos permita mejorar las ineficiencias de las actuales infraestructuras de comunicaciones basadas en el IPv4, hacer crecer la Red hasta un tamaño inimaginable, y todo ello sin que los usuarios de la actual Internet se vean afectados por ello”.

Documentos de interés:

Curso IPv6: La nueva generación de Redes IP  (recomendable para todos) 
Mitos y leyendas sobre el IPv6 (lectura obligada, invita a la reflexión)
Estudio detallado por RIR direcciones IPv4  (¿cuanto queda?) 
Efecto de los NATs444 en las aplicaciones  (nos llevaremos algunas sorpresas)
Nuevo día mundial del IPv6 (8/6/2012)   ¡Conectate a la Internet6!
IPv6: El musical   (muy divertido de ver)

¡¡Os espero del 17 al 19 de octubre 2012 en la Nueva Convocatoria del Curso IPv6: La nueva generación de Redes IP!!

Si desea contactar conmigo para cualquier comentario, sugerencia, etc. pulse aquí

 

Posted in IPv6 | 1 Comment